Equipos de Luz Ultravioleta (UV)

Los Equipos de Desinfección por Luz Ultravioleta (UV) constituyen un avance en los sistemas de tratamiento al mejorar los resultados obtenidos con los tratamientos convencionales y permitir reducir la dosificación de cloro hasta un 30%. Reducen de forma importante la presencia de cloraminas (cloro combinado). La luz ultravioleta es una parte de la radiación electro-magnética que, de forma natural, nos llega desde el sol. Se encuentra situada en la franja de 10-400 nm de longitud de onda, entre los Rayos X y la luz visible; la radiación UV de onda corta (UV-C), situada entre 200- 280 nm, contiene tanta energía que puede neutralizar bacterias y otros microorganismos patógenos. Esta radiación es la que se aplicaba para el tratamiento de aguas residuales, potables y, más recientemente, para piscinas.

Recordemos que las cloraminas se forman por la combinación de cloro con los diferentes compuestos orgánicos nitrogenados que llegan a la piscina a través de los bañistas. Las cloraminas son las responsables del fuerte olor a cloro, de las irritaciones de los ojos y mucosas de los bañistas y de las molestias causadas en las vías respiratorias.

Los equipos de desinfección por Luz Ultravioleta (UV) destacan por su capacidad de reducir la presencia de cloraminas de manera muy significativa, consiguiendo un agua mejorada con respecto a los métodos tradicionales.