Láminas Impermeables

Resulta aconsejable detenerse en este sistema de rehabilitación de piscinas (aunque también se emplee como revestimiento en su construcción) por sus propiedades elásticas frentes a otros acabados tradicionales. Además, se trata de un sistema que goza de una amplia experiencia en su uso en piscinas en otros países, lo que avala su utilización en el nuestro.

La gran adaptación a los cambios de temperatura, la flexibilidad para adaptarse a cualquier forma del vaso, la resistencia mecánica del material, su fácil mantenimiento y, sobre todo, la garantía absoluta de la estanqueidad de la piscina durante todo su tiempo útil de vida, hacen que la membrana reforzada de PVC sea un material idóneo para la renovación de una piscina.

detalle armadura

La lámina armada consta de dos capas de PVC-P (Plastificado) unidas entre sí por un proceso de termofusión con una malla de poliéster entre ambas capas.

La formulación de ambas capas incluye aditivos para mejorar la resistencia UV y un comportamiento mejorado ante posibles ataques por microorganismos, en ambas caras del material. A su vez, la malla de refuerzo de poliéster (1,5 mm de espesor) insertada entre ambas capas, le confiere al conjunto una gran estabilidad dimensional y resistencia al desgarro, sin alterar la flexibilidad del PVC.

Los pigmentos utilizados, por otra parte, presentan una gran estabilidad tanto al ataque por radiación solar, como a la posible reacción con los aditivos (cloro, principalmente) añadidos al agua de la piscina para su mantenimiento. La lámina armada se presenta en muy variados diseños, tanto lisos como estampados, y en todos ellos se incluye la aplicación de una laca de protección acrílica que protege aún más a la membrana de la radiación solar, de los roces y abrasión, de los posibles ataques químicos y de la acumulación de suciedad (cremas, aceites solares y polución) que pueda sufrir la membrana durante su uso.

En cuanto a su aplicación en obra, y como en la mayoría de los revestimientos, será necesario un control de la base que asegure una perfecta planicidad, textura prácticamente lisa, limpieza de sales, desinfección previa (de ser necesaria).

Los pigmentos utilizados, por otra parte, presentan una gran estabilidad tanto al ataque por radiación solar, como a la posible reacción con los aditivos

Los accesorios de la piscina como skimmer, boquillas, impulsores, sumideros, focos, etc., deben ser compatibles con la lámina armada. Para garantizar la estanqueidad total del agua, los accesorios mencionados deben tener doble junta de estanqueidad y quedar bien fijados a la estructura del vaso. Es recomendable realizar pruebas de presión en el circuito hidráulico previo a la colocación de la lámina armada.

El revestimiento necesita de un perfil superior de chapa para su sujeción.

Este perfil, sujeto a la base con anclajes mecánicos, de chapa colaminada es un producto laminado en horno a altas temperaturas que crean una unión duradera entre una chapa galvanizada tratada y una lámina de 0,8 mm de PVC plastificado, de formulación muy afín a la de las membranas de PVC utilizadas en el revestimiento, para asegurar una máxima compatibilidad entre ambas.

Este perfil de 5 cm de ancho se fija a la estructura con remaches de expansión cada 15 cm.

La lámina quedará fijada al perfil punteando cada 50 cm y posteriormente mediante una unión continua termosoldada. La estanqueidad entre el perfil y la estructura del vaso se garantiza con la aplicación de un sellante de silicona.

Es muy recomendable colocar previamente una manta de geotextil de polipropileno, que proteja la lámina de posibles roturas por punzado y la separe de la base, dejándola “flotante”. Asimismo, el geotextil lleva incorporado un fungicida en su proceso de fabricación, que contribuye a evitar la proliferación de bacterias, hongos y microorganismos desde el interior del vaso.

Dicho geotextil se adhiere a las paredes y suelo del vaso mediante cola de contacto. Es importante dejar secar la cola hasta que todos los solventes se hayan evaporado, para evitar la formación de burbujas por debajo de la membrana.

En el paso por los accesorios de la piscina, se corta el geotextil y se adapta a su forma.

A continuación, comenzará la colocación de la lámina armada siguiendo las instrucciones del fabricante y después de haber realizado un meticuloso replanteo para evitar pérdidas del material y el menor número de empalmes posibles, sin perder la estanqueidad de la piscina.

Las uniones se harán siempre por solape, con fijaciones mecánicas en primer lugar y luego tratando las juntas con termosoldadura.

La unión de la lámina armada se realizará mediante termofusión con calentadores tipo Leister (temperatura del aire entre 350º y 450º en función de la temperatura exterior y el soporte). Para asegurar el acabado de las soldaduras (mayor impermeabilidad y mejor aspecto estético), se deberá aplicar una junta de PVC líquido sobre la línea de soldadura.

1. fijación de la lámina; 2. Uniones termosoldadas; 3. Tratamiento de juntas; 4. Recorte de la lámina en encuentro. 5. Colocación de accesorio; 6: Colocación de Figura.

Para finalizar, se cortará la lámina en los lugares donde estén posicionados los accesorios de la piscina, para posteriormente colocar la brida de presión y asegurar así la estanqueidad.