MocionParlamento

GRUPO PARLAMENTARIO MIXTO (SEÑOR QUEVEDO ITURBE). Número de expediente 173/000097)

El otro día presentábamos y defendíamos una interpelación relativa a la cuestión del fenómeno de los ahogamientos en España y en el mundo y, en general, de los accidentes en los espacios acuáticos en el conjunto del Estado y también en todo el mundo.

Decíamos que se trata de una epidemia silenciosa y silenciada porque, como demuestran los datos, en España cada año pierden la vida por este motivo quinientas personas. Ya sé que esta cifra, en comparación con la pasada pandemia, parece cualquier cosa, pero quinientas personas son unas cuantas personas. Son unas mil quinientas personas las que sufren un accidente en las costas, piscinas, pantanos, lagos o ríos del Estado; de ellos, una media de cuarenta niños o niñas pierden la vida al año en este país.

Pierden la vida más personas por sumersión que por accidentes laborales o incendio en el Estado español; y en el caso de Canarias, por la cuestión importante de la prevalencia del turismo, son más los accidentes por ahogamiento que los accidentes de tráfico, que, como se sabe, es la tercera causa de muerte reconocida, detrás de los accidentes cardiovasculares y del cáncer, en el conjunto de los países desarrollados. No afecta, por supuesto, solo a aquellas comunidades autónomas que tienen costas; es evidente que las comunidades que no tienen costa también sufren accidentes de esta naturaleza.

Durante los últimos siete años, la plataforma ‘Canarias, 1500 km de costa’ se ha convertido en un auténtico emblema de la necesidad de concienciar en torno a este problema, hasta el punto de que han alcanzado una dimensión mundial en sus reivindicaciones, que son las que nos han inspirado a que estemos hoy aquí. Yo creo que han definido bien las causas que generan este tipo de problemas: la imprudencia, el desconocimiento, las playas sin vigilancia, los traumatismos, la ingesta de alcohol o drogas, la hidrocución -el corte de digestión famoso- y las enfermedades crónicas. Por lo tanto, esto está bien identificado. Ahora bien, no se trata de un problema exclusivo de España. El ahogamiento representa la tercera causa de muerte no traumática en el planeta, de forma que la OMS ha reconocido que el ahogamiento es un problema de salud pública de primer nivel mundial, como colocamos en el petitum de la moción. Igualmente, la Organización de las Naciones Unidas ha activado una alerta en relación con este asunto, por primera vez en su historia, suscrita por 194 países en el mundo, de modo que se insta a las naciones a promulgar leyes, a elaborar planes nacionales de prevención de ahogamientos, a promover campañas de concienciación y prevención pública para reducir los ahogamientos, etcétera. En la Unión Europea el único estudio aproximativo serio que hay es precisamente el elaborado por la plataforma ‘Canarias, 1500 km de costa’ y algunas otras entidades asociadas, algunas de ellas del Estado español.

Yo creo que está claro el problema y está clara la necesidad de hacer un esfuerzo por visibilizar esta auténtica pandemia que nos afecta a todos y no solo en el Estado español. Tenemos la oportunidad histórica de preocuparnos y, sobre todo, de ocuparnos de esta cuestión. No debe continuar siendo este un riesgo ignorado. Por ese motivo, hemos presentado un conjunto de propuestas en las que instamos al Gobierno a actuar en esta materia. Debo decir que esto lo hemos trabajado. Yo he tenido la oportunidad de hablar con el Partido Socialista, con el que hemos hecho una transacción; con Unidas Podemos; con el Grupo Republicano; con el PNV; no he podido hablar con el Partido Popular, porque no he tenido la oportunidad, pero ya habíamos hablado antes. Yo creo que la enmienda transaccional a la que hemos llegado es una enmienda que da básicamente respuesta a las preocupaciones de todos aquellos grupos con los que he hablado. En el caso del Partido Popular, hay cuestiones que se plantean que creo que no son ajenas al sentido de la moción, pero probablemente están más sujetas a un desarrollo posterior reglamentario que al sentido de la moción, que es visibilizar. Por eso yo les pido que me disculpen si no hemos tenido la oportunidad de llegar a un acuerdo en torno a eso.

El primer punto es asumir el fenómeno de los accidentes acuáticos como un problema de salud pública de primer nivel, de acuerdo con la declaración de la OMS. El segundo, potenciar, en el seno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, la formulación de políticas comunes en el ámbito sanitario para actuar sobre este fenómeno. Sin embargo, en la moción hay algo que atraviesa el espíritu de lo que se está planteando, y es que las acciones deben ser transversales, no exclusivas del sector sanitario. Eso también compete a la salud pública y por ese motivo en el punto cuarto planteamos reforzar la coordinación intersectorial en sanidad, educación, seguridad y turismo, y la gobernanza territorial para la implicación de los diferentes sectores y ámbitos institucionales y territoriales. Queda claro que sabemos el nivel de descentralización de competencias que hay en el Estado español; por lo tanto, difícilmente se podrá plantear un único organismo centralizado, porque invadiría competencias de las comunidades autónomas o bien de los organismos locales. Creemos que con esto queda claro que no se trata de hacer nada de eso, pero sí tratamos de insistir en la necesidad de potenciar el sistema Aquaticus, que es un sistema de recogida de datos en el Estado, que está bien, pero transformándolo en un observatorio al servicio de la información de comunidades, usuarios, corporaciones locales y, como es natural, del propio Gobierno de España.

Por último, planteamos orientar la totalidad de las actuaciones desde los principios de educación, concienciación, prevención, capacitación, intervención y acción.

Con esta enmienda tratamos de dar respuesta a la preocupación general de todo el mundo, sin entrar en grandes profundidades, porque entonces sería difícil llegar a un acuerdo. Lo importante aquí es visibilizar esta cuestión, y creo que hoy tenemos la oportunidad de hacerlo en el caso del Congreso de los Diputados. Por eso, les pido el apoyo de sus señorías a esta moción.