ExplosionPiscinaZaragoza

A las 14:00 horas de ayer, miércoles, la piscina de Luna (Zaragoza) en la que un operario fallecía tras producirse una explosión estaba llena de gente, unas 60 personas en total. Justo a esa hora, un trabajador municipal y otro de una empresa de limpieza industrial realizaban los trabajos de llenado de cloro en un depósito de grandes dimensiones.

Sin embargo, algo salió mal y se produjo una explosión, seguida de una nube tóxica que afectó a ambos operarios, causando la muerte de uno de ellos. Aunque intentaron reanimarle durante más de 45 minutos en el centro de salud de la localidad, no pudieron salvar su vida.