CortesLuzChina

Los compradores de todo el mundo afrontaban una posible escasez de smartphones y otros productos antes de la Navidad, después de que los cortes de luz para cumplir los objetivos de consumo energético fijados por el gobierno chino cerraran fábricas y dejaran algunos hogares a oscuras.

Las autoridades de la meridional provincia de Cantón, conocida como «la fábrica del mundo«, han anunciado cortes de suministro eléctrico y han pedido a los ciudadanos y empresas que ahorren energía por, entre otros factores, el alto precio del carbón y el gran aumento de la demanda, recogen los medios locales.

Un proveedor de componentes de los iPhone de Apple Inc. dijo haber suspendido su producción en una fábrica al oeste de Shanghái por orden de las autoridades locales.

Las interrupciones en la enorme industria manufacturera China en una de sus temporadas de mayor actividad refleja las dificultades del Partido Comunista, que gobierna el país, por equilibrar el crecimiento económico y los esfuerzos para limitar la polución y las emisiones de gases de efecto invernadero.

Los fabricantes ya enfrentaban desabastecimiento de procesadores, interrupciones en el tráfico de mercancías y otros efectos derivados de la suspensión global de desplazamientos y comercio para combatir la pandemia del coronavirus.