Ningbo-Zhoushan-puerto-china-bloomberg

China ha cerrado temporalmente la actividad portuaria de Ningbo-Zhoushan por 1 caso de coronavirus, lo que ha conllevado que la terminal clave de Meishan suspendiera sus operaciones, y otras terminales limitaran su número de personas y de cargos entrantes en las zonas de puerto. El precio de los fletes vuelven a escalara a máximos históricos, añadiendo presión a un sector muy tocado y a la economía global. Algunos expertos temen a que el efecto de las restricciones pueda afectar incluso al Black Friday y campaña de Navidad.

Reuters destaca que había 40 barcos contenedores esperando ayer jueves en el puerto. “Con los buques siendo redirigidos, los puertos en Shanghai están afrontando un empeoramiento de la congestión, lo que amenaza con elevar las tasas de envíos contenedores, que recientemente alcanzaron récords históricos de 20.000 dólares por cada contenedor de 40 pies”, se hacen eco en Link Securities.

La agencia Bloomberg recoge que el puerto de Los Ángeles (EE.UU.) apunta a otra caída de sus volúmenes por el confinamiento de Ningbo.

“Todo ello tras haber sufrido el puerto de Yantian la actividad de tifones el pasado mes, lo que podría amenazar con añadir más tensión a las cadenas globales de suministro, prolongando las presiones de costes de los inputs y arriesgando que la escasez de inventarios alcance la temporada de compras navideñas”, destacan en Link Securities.

Y es que la postura de ‘tolerancia cero’ de China con el coronavirus hace que este tipo de medidas (cerrar un puerto clave por 1 caso de Covid) sea apoyada en el país.

Los expertos destacan que este tipo de conductas de China puede poner en jaque el comercio mundial, debido a los constantes cortes en las cadenas de suministro.

Origen del brote

Las restricciones se han tomado tras el positivo de un trabajador del muelle. Las autoridades de Ningbo dijeron que estaba completamente vacunado y que recibió la segunda dosis el 17 de marzo. El empleado no mostraba síntomas y está infectado por la variante delta del coronavirus. La investigación epidemiológica muestra que el trabajador había estado en contacto cercano con marineros de buques de carga extranjeros.

El índice Báltico, que sirve como referencia mundial para seguir los precios del comercio marítimo, ha subido más del 10% desde hace un mes, cuando la variante delta comenzó a extenderse rápidamente. Si bien no ha habido efectos significativos en los puertos estadounidenses, los problemas en China podrían afectar a las empresas que dependen de las exportaciones del gigante asiático. Los precios de los contenedores también se han disparado. El coste de referencia de enviar un contenedor desde Shanghai a Los Ángeles aumentó más del 220%, respecto el año pasado, hasta los 10.322 dólares esta semana.

  • Más información: es.investing.com – eleconomista.es